la Luna del Henares: 24 horas de información

Alcalá de Henares, un puente a reventar

Colas en la Casa de Cervantes, los aparcamientos completos, los restaurantes casi imposibles para encontrar una mesa… Los que se quedaron en Alcalá o vinieron de Madrid buscando menos jaleo que en la capital se han encontrado con una ciudad a reventar. El Centro Histórico de Alcalá, con el árbol, los puestos y la noria, y el Recinto Ferial, con las atracciones Navideñas, presentaron un lleno hasta la bandera en este largo puente víspera de la Navidad.

Si tu idea es venir a Alcalá o eres vecino y quieres comer en el Centro Histórico es recomendable que reserves el restaurante, sobre todo si eres un grupo numeroso. Asimismo, es preferible que uses el transporte público o vengas caminando si vienes de otros barrios. Puedes tener imposible aparcar y frustrar tu día de diversión.

cervantes

¿Dónde aparcar?

Además de los tres estacionamientos subterráneos en el Centro Histórico (La Paloma, Mercado y San Lucas),s e recuerda que Alcalá de Henares dispone de varias zonas de estacionamiento de libre acceso público (no vigilados), próximos al casco histórico en los siguientes lugares:

Paseo de los Pinos (junto a Parque O’Donell).
Camino viejo del cementerio (junto a fábrica Roca).
Explanada del antiguo recinto ferial (Paseo de Aguadores).
Parking de las Eras del Silo (junto a calle Silo).
Explanada de la antigua fábrica GAL (calle Rusia con calle Reino Unido)

Seguro que te interesa...

Los vecinos de La Garena ya pueden disfrutar de sus nuevas pistas polideportivas

Las pistas polideportivas son al aire libre y de uso gratuito. Las nuevas pistas deportivas situadas en el barrio de La Garena ya están abiertas al público. Se encuentran entre las calles Ruperto Chapí, Francisco Alonso y la avenida de Europa, y se trata de una nueva instalación pública en un barrio en el que

¿Necesitamos tiempo para aburrirnos? / Por Josefa Ros Velasco

La cuestión del aburrimiento lleva preocupando a la humanidad desde la Antigüedad. Los guerreros de las gestas homéricas lo sufrían en los periodos entre batallas. Platón temía ser aburrido para los demás, como se rumoreaba que lo era su maestro. Séneca se torturaba pensando en la posibilidad de que el aburrimiento desatase una oleada de

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia: