la Luna del Henares: 24 horas de información

Curiosidades de Alcalá: el arco perdido de la Universidad y la corrida de toros que se celebró en uno de sus patios / Por María Jesús V. Madruga

Curiosidades de Alcalá: el arco perdido de la Universidad y la corrida de toros que se celebró en uno de sus patios / Por María Jesús V. Madruga

La historiadora alcalaína María Jesús Vázquez Madruga nos desvela algunos secretos de Alcalá de Henares

¿Sabías que?

El arco de la Universidad:

Muchos saben que existió un arco en la entrada a la actual calle de Pedro Gumiel, dando cara a la plaza de Cervantes con un gran balcón para que las autoridades universitarias asistieran a los festejos celebrados en dicha plaza y dejando espacio bajo él para que pasaran los viandantes. Pues el arco iba de torre a torre. Sí, porque en los edificios de cada esquina había una torre en cada uno. Precisamente, en el siglo XIX se pide licencia al Ayuntamiento para poner un poste en medio de los dos que había bajo el arco para impedir el paso de los carros.

Y hablando de la Universidad, ¿sabías que, en su interior, esto es, en el patio de Continuos (foto inferior de archivo durante un homenaje a Cisneros), se celebró una corrida de toros el 1 de diciembre de 1670?

Lo sabemos porque se conserva el documento por el que el Ayuntamiento da la licencia, que era obligatoria para este tipo de festejos, que eran muy comunes y para los que la afición, a diferencia de hoy, era mucha, pero muchísima.

¿Sabías quién era el Ceremonia?

En los documentos municipales, aparece mucho el Ceremonia, especialmente desde el siglo XVII. Hoy decimos protocolo. Sí, era el encargado del protocolo en los actos importantes con la Universidad, el Arzobispo o cardenal de turno, las visitas de los Reyes, etc. Pues bien, se repiten las peticiones del Ceremonia una y otra vez:  un sueldo –que nunca le da el Ayuntamiento, porque…¡claro! No tenía dinero-, y ropa adecuada al cargo. La ropa se la dan finalmente en 1795, pero militar: chupa, calzas, medias, zapatos y sombrero. Todo un logro.

¿O quedaría ridículo?

Por María Jesús Vázquez Madruga

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia: