la Luna del Henares: 24 horas de información

El carril Bus-VAO de la A-2, más cerca tras la licitación del Ministerio de Transportes por un importe de 12,5 millones de euros

El carril Bus-VAO de la A-2, más cerca tras la licitación del Ministerio de Transportes por un importe de 12,5 millones de euros

La obra pretende dotar a la autovía A-2, la carretera de Barcelona, de la infraestructura necesaria para permitir el uso exclusivo del carril izquierdo, en ambos sentidos de circulación en horas punta, para autobuses y vehículos con alta ocupación, mediante una gestión inteligente de la carretera.

El Ministerio de Transportes ha licitado el contrato para la ejecución de las obras correspondientes a la “Mejora de la accesibilidad del transporte público de viajeros a Madrid. Adaptación del carril izquierdo de la autovía A-2 como carril Bus-VAO”, en la provincia de Madrid». Todo, con un presupuesto de 12,5 millones de euros.

Consiste en dotar a la autovía A-2 de la infraestructura necesaria para permitir el uso exclusivo del carril izquierdo, en ambos sentidos de circulación en horas punta, para autobuses y vehículos con alta ocupación, mediante una gestión inteligente de la carretera basada en sistemas ITS. Y es que, como ya sabemos, los atascos siguen siendo habituales especialmente entre Alcalá, San Fernando, Torrejón, M-40 y acceso a Madrid.

Para ello, no se prevé una separación física entre el carril reservado y el resto de los carriles de la calzada, sino que se proyecta un sistema de información al usuario mediante señalización luminosa variable, apoyada por una señalización fija horizontal y vertical previa, con el objetivo de indicarles el estado y situación del carril reservado y su uso con la máxima cobertura.

A lo largo de la línea de separación de carriles central e izquierdo se colocarán además balizas luminosas embebidas y enrasadas en el firme, que indicarán, en color rojo, los tramos en los que no es posible acceder al carril reservado, y en color verde, los tramos habilitados para ello.

Paralelamente, se realizan actuaciones puntuales de mejora en la infraestructura para paliar las posibles perturbaciones en el tráfico producidas por la implantación del carril Bus-VAO, las cuales se centran en el nudo Eisenhower (p.k. 10+800 de la A-2), aunque también se prevé actuar en el enlace de Rejas (Coslada/San Fernando), y en la salida 5 de la A-2.

La actuación se desarrolla en tres fases, cuya ejecución se realizará simultáneamente en un único contrato de obras. Los proyectos de las fases I y II se corresponden con el sentido de entrada a Madrid y el proyecto de la fase III con el de salida de Madrid.

El contrato tiene por objeto la mejora de la accesibilidad del transporte público de viajeros, reduciendo los tiempos de viaje de los usuarios de transporte colectivo en autobús y también vehículos ocupados por dos o más personas, en el corredor de la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid, así como incrementar la fiabilidad de estos modos de transporte. Todo ello también contribuirá a mejorar la calidad del aire.

Esta actuación, enmarcada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, contribuirá a alcanzar el objetivo de reducción de emisiones que Mitma se ha fijado para 2030, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Este proyecto es fruto de la colaboración entre Mitma, el Ministerio del Interior, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, que financiarán, a partes iguales, el presupuesto de 12,5 millones de euros.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia: