la Luna del Henares: 24 horas de información

Jordana histórica del Ejército y la BRIPAC en Alovera con exhibiciones y jura de bandera

Jordana histórica del Ejército y la BRIPAC en Alovera con exhibiciones y jura de bandera

El sábado 21 de octubre va a quedar enmarcado en la historia del municipio como un hito en la vinculación del ejército con la población del municipio y los visitantes que participaron en los actos programados durante toda la jornada.

Desde primera hora la BRIPAC, Brigada «Almogávares» VI de Paracaidistas, procedentes de Paracuellos del Jarama desplegó un operativo para llegar a toda la población local con dos eventos diferenciados en el Campo de Fútbol Nuevo Tomillar, con la celebración de la jura de bandera civil, y el exterior del IES Carmen Burgos de Seguí, sede de una muestra dirigida a las familias aloveranas.

Finalmente 219 jurandos, inscritos las semanas anteriores, tomaron promesa o juramento ante la bandera dentro de una ceremonia militar que contó con una gran asistencia de público que llenó las gradas para disfrutar de un evento tan especial como extraordinario, que contó la presencia de autoridades militares, como el subdelegado de defensa en Guadalajara, Coronel Centenera Jaraba, y la jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, la teniente coronel Cristina Moreno, y civiles como alcaldes de municipios cercanos.

El regimiento de Infantería «Nápoles» n.º 4 fue el protagonista del acto militar que desde las once y media de la mañana ofreció al público asistente una ceremonia militar que comenzó con los acordes de la Banda de Guerra de la BRIPAC para dar entrada a la escuadra de gastadores y, luego, dar paso a tres secciones de fusiles para recibir con el estadio en pie bajo los acordes del himno nacional a la bandera de España.

Tras la entrada de la alcaldesa de la localidad, María Purificación Tortuero Pliego, junto al Coronel D. Francisco Calvo Rodríguez, jefe del Regimiento de Infantería “Nápoles” nº 4 de Paracaidistas, que pasó revista a la unidad de fuerza y se dirigió a la zona de jurandos para realizar el juramento y promesa ante el silencio y tono respetuoso del público asistente y dio inicio al acto individual de beso de la bandera por todos y cada uno de los 219 jurando, siendo la alcaldesa la última en realizar su gesto ante la enseña nacional.

El acto contó con momentos de gran emoción como fueron la entrega de sus certificados a los jurandos de mayor y menor edad (anticipo de los que recibirían todos los jurandos al finalizar el acto); unido a las palabras del Coronel Calvo poniendo en valor el compromiso con la seguridad y defensa del país que habían simbolizado con su beso los jurandos renunciando a la comodidad de mirar en exclusiva por sus intereses individuales frente al beneficio del interés común con un acto de jurar, que junto el homenaje a los caídos, recordó es el más solemne de los realizados en el ámbito militar.

También hubo recuerdo a la vinculación de Alovera con la BRIPAC por los vecinos que desarrollan allí su carrera militar y a las misiones internacionales del ejército, en especial, la que desarrollan los miembros de la BRIPAC destacados en el Líbano.

Luego el Campo de Fútbol en silencio y con absoluto recogimiento asistió al acto de homenaje a los caídos, que bajo los acordes de la Muerte no es el Final depositaron una corona de laurel los jurandos de mayor y menor edad ante un monumento presidido por el escudo del regimiento y que finalizó con un sentido toque de oración y salvas ante el emocionado recuerdo a los que no están.

El público asistente y los jurandos tuvieron en la ceremonia la posibilidad de escuchar tanto el himno de los paracaidistas, como promesas y mandatos en los que se resume el espíritu paracaidista que fueron proclamados a viva voz por la tropa con el aplauso generalizado de los presentes.

El acto tuvo como cierre el desfile a lo largo de todo el perímetro del campo de fútbol bajo la atenta mirada de los asistentes y jurandos que disfrutaron del paso de las unidades de fuerza bajo los acordes de las marchas militares.

Pero esa mañana no solo los aloveranos pudieron disfrutar de dicho acto militar, cientos de familias acudieron a la exposición y muestra que prepararon la primera y segunda bandera de paracaidistas del Regimiento Nápoles, con pañuelos amarillos y rojos al cuello, para dar a conocer a la población su equipamiento y medios.

En el aparcamiento exterior del IES Carmen Burgos de Seguí las familias y, especial los más pequeños, pudieron disfrutar de cuatro vehículos militares: un RG 31, un LMV, una MULA FALCATA y una VAMTAC con LAG-40; además un puesto de campaña con armamento individual de una compañía de fusiles y otro de tiradores de precisión.

Especial atracción para los menores tuvo el puesto con la opción de ponerse paracaídas adaptados a menores y poder ver maniquíes equipados con paracaídas automáticos con mochila y armamento y paracaídas HALO con mochila y armamento, con un photocall para hacerse fotos con ellos.

En una recepción en el polideportivo a todos los militares participantes, tanto de mandos como de las unidades de fuerza, se dio un pequeño aperitivo mientras hubo intercambio de regalos para simbolizar la unión que queda fijada entre las unidades participantes y el municipio de Alovera.