la Luna del Henares: 24 horas de información

La nueva estación de autobuses de Alcalá se construirá en la Vía Complutense, en una parcela del Parque de Servicios

La nueva estación de autobuses de Alcalá se construirá en la Vía Complutense, en una parcela del Parque de Servicios

El anuncio lo ha realizado este martes la alcaldesa, Judith Piquet, en el primer aniversario de Gobierno

«Alcalá de Henares tendrá la Estación de Autobuses que merece» (foto superior no real Archivo Imágenes), así de tajante se ha mostrado este martes la alcaldesa de Alcalá de Henares, Judith Piquet; acompañada por la primera teniente de alcalde, Isabel Ruiz Maldonado, y por el segundo teniente de alcalde, Víctor Acosta, arropada por el equipo de Gobierno en su totalidad, que ha comparecido para hacer balance del primer año de gobierno y de gestión al frente del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

La futura estación de autobuses estará en Vía Complutense, junto al Parque de Servicios. Piquet ha explicado que, tras numerosas reuniones con la Consejería de Transportes, la opción que en principio parece más acorde a las necesidades de la ciudad es la de una parcela situada junto al Parque de Servicios municipal en la Vía Complutense (plano inferior, lado derecho con rayas rojas).


Hemos enviado los estudios topográficos por parte de los servicios técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento y la Consejería de Transportes está ultimando los estudios de viabilidad. Una vez concluida esta fase, se podrá comenzar la redacción del proyecto y a continuación su licitación. Además, la realización de la obra en la parcela elegida requeriría de la aprobación de un Plan Especial en el que el departamento de urbanismo ya trabaja, ha detallado la alcaldesa.

Piquet ha calificado este periodo como duro, largo y complejo, marcado por las dificultades y las zancadillas, pero enseguida comenzamos a marcar nuestro ritmo -ha proseguido- sentando las bases para poner en marcha una ciudad que hemos encontrado paralizada, desorientada, desenfocada”.

La meta, según la alcaldesa, ha sido fijar un nuevo modelo y pasar de una gestión personalista a un mando consensuado, del distanciamiento a la escucha activa a los vecinos, de la propaganda a la vocación de servicio público, de propuestas carentes de globalidad a actuaciones rigurosas enmarcadas en un proyecto de ciudad.

Hemos dejado atrás una etapa oscura ha subrayado- y ahora, por fin los vecinos de Alcalá vuelven a sonreír.