la Luna del Henares: 24 horas de información

PP, Vox y la calidad del odio / Por Antonio Campuzano

PP, Vox y la calidad del odio  /  Por Antonio Campuzano

“No somos como usted porque no queremos ser como usted”. Octubre de 2020, así fueron las palabras de Pablo Casado para responder a la moción de censura presentada por Santiago Abascal, al frente de Vox. La versatilidad con que se manejan los agentes de la vida pública es un manejo de realidades que es suficientemente conocido.

Frente a los problemas de sueño revelados por Pedro Sánchez al pensar su animadversión hacia Unidas Podemos, tantas veces espoleados por la oposición, no parece haber demasiados problemas para ejercer el olvido popular acerca de lo dicho por Pablo Casado, en octubre de 2020, máxime cuando las encuestas de las elecciones de Castilla y León, el 13 de febrero, arrojan un escenario de proyección de escaños donde la única posibilidad de Fernández Mañueco para renovar su gobierno es el pacto con Vox. Ello permitiría la conjugación de Quevedo, tan del agrado del colombiano Héctor Abad Faciolince, en su libro de memorias Lo que fue presente.

Decía Quevedo detrás de sus anteojos que “soy un fue y un será y un es cansado”. Casado/Quevedo tiene el aspecto de apuntarse a la sentencia, porque la que se avecina es una situación en Valladolid en extremo complicada. Porque el Colegio de la Asunción de Valladolid solo sería ocupado por Mañueco si así lo acuerda con Vox. Mañueco, junto con Moreno Bonilla, es adalid de los pensamientos estratégicos de Casado a la hora de gobernar España, frente a los entusiasmos de Díaz Ayuso, quien pese a vocalizar con boca muy pequeña que su alegría no supera el perímetro de la Comunidad de Madrid, tiene intactas sus ansias de expansión.

Casado, hace quince meses, denostaba a Abascal y destilaba un resquemor hacia los excesos del partido de extrema derecha, al parecer por dos razones. Primero, por petición del cuerpo, o lo que es lo mismo, Casado no es tan vigorosa, tan groseramente, de derechas. Segundo, Casado tiene apetencia de gobernar España y que ello se vea como una razonable experiencia en Europa, donde el accidente de Vox repele en muchas ocasiones, alineado como está en el grupo de Salvini, Orbán, Kaszynki. Casado quiere ser modernamente europeo, pero del juego de mayorías se lo impide y quizá no tenga ocasión de ponerlo en práctica porque ello implicaría renunciar al gobierno de su leal Mañueco en Valladolid por sencillamente manifestar su negativa a abrir el baile con Vox, quien por si fuera poco está liderado en Castilla y León por una persona muy dudoso de representar la normalidad política.

La prueba de fuego de la convalidación europea le coge a Casado con muy mal pie. Su fiel Mañueco ha ejercido el cansancio con su socio parlamentario y de gobierno Ciudadanos y ha convocado elecciones por sorpresa. Ahora no parece vaya a reeditarse aquella ingenuidad de Edmundo Bal, cuando decía que quizá votaría a favor de Díaz Ayuso después del 4 de mayo, poco después de sacar a escobazos de la Puerta del Sol a los consejeros de CS. Igea, al frente de CS, le guarda una porción grande de ganas a Mañueco por lo que entiende como traición sin reparo alguno en su pronunciación.

Casado se verá obligado a reconocer lo que dice Toni, el profesor de instituto protagonista de Los Vencejos, de Fernando Aramburu (Tusquets, 2021), “quizá el odio que yo he profesado en mi vida no haya sido de buena calidad”. La calidad de las decisiones políticas tiene que ver con el refrendo de la verosimilitud. De plegarse a las necesidades de Vox, el PP autonómico y nacional inauguraría una fase estratégica en la que Vox condicionaría siempre y en todo momento la acción pública del principal partido de la oposición. Y las cancillerías europeas visitadas por Casado tendrían siempre las puertas semi abiertas, entornadas, por desmerecer de las sinceridades de un partido que gobierna o se entiende con gentes que rezuman dudas sobre la idea de Europa y los derechos humanos, amén de otras categorías menos jugosas para el desacuerdo sobre la vida política.

 

Seguro que te interesa...

Las luces y las sombras en el ecuador de las Ferias

La Luna de Alcalá ha preguntado entre los alcalaínos qué ha sido hasta ahora lo mejor y lo peor de las Ferias y éstas son las conclusiones en el ecuador de las Fiestas, una Semana Grande, con algunas luces y otras sombras. Entre las luces que más han brillado cuatro nombres propios: Rayden, que ofreció

Una aplicación para reducir el estrés, ‘made in Alcalá’

Psiquiatras y psicólogos clínicos de La Paz y el Príncipe de Asturias han desarrollado una aplicación móvil que ofrecerá a los pacientes un programa de entrenamiento para regular sus emociones y reducir niveles de estrés a través de técnicas de atención plena o ‘mindfulness’. Se denomina “REM Volver a casa” y está disponible en Android

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia: