la Luna del Henares: 24 horas de información

«Se pueden hacer bromas con el coronavirus: el humor es una forma de vencer al dolor»

«Se pueden hacer bromas con el coronavirus: el humor es una forma de vencer al dolor»

Joseba, el cómico de Torrejón de Ardoz, pasa estos días de confinamiento disfrutando de su hija de un año y trabajando en su nuevo espectáculo

Hasta el pasado 14 de marzo podíamos verle «On Fire» en La Chocita del Loro, pero al cómico Joseba Pérez (Torrejón de Ardoz, Madrid, 1977), le cortó la euforia un virus maligno que nos ha dejado a todos con una «bajona» importante. Así que, mientras los científicos buscan una vacuna, el mejor antídoto contra el COVID-19 es el humor. «Se pueden hacer bromas con el coronavirus aunque no con sus consecuencias, que son los fallecidos. Esa línea no se puede sobrepasar», dice Joseba y añade que «el humor es una forma de vencer al dolor», sin duda una gran herramienta para hacer frente a la adversidad y seguir hacia delante.

Por ahora disfrutan de su ingenio su chica y la niña de sus ojos; una pequeña que acaba de cumplir un año y que le ha cambiado tanto la vida, que ha sido la fuente de inspiración de su próximo show. Ser padre es un gran antídoto contra el ego, «te das cuenta de que hay en el mundo alguien más importante que tú», dice Joseba. Se llamará «Mejorando a peor», un espectáculo muy personal en el que relativiza las cosas a las que damos más importancia de la que realmente tienen. No podría ser un argumento más actual.

Estudiar no era lo suyo

Todo era más sencillo y diferente antes. En el Torrejón en el que se crió todo el mundo se conocía, podía quedarse al cuidado de cualquier vecino si sus padres tenían que ausentarse y en navidades les felicitaba uno por uno, puerta a puerta. En el Parque Cataluña, su barrio, nunca faltaba un amigo con el que jugar en la calle y en su colegio, el Vicente Alexandre, los profesores fumaban en clase. «Había uno que consumía dos cajetillas diarias; espero que no se haya resentido su salud», dice medio en serio, medio en broma.

Al instituto llegó con los amigos que todavía conserva a día de hoy. Los mismos con los que iba de botellón al «Anfi» en el circuito, por el Parque de El Juncal; a «Carcajadas» al «Triángulo» -los bares de moda- y a la discoteca «Bachata», cuando era un sitio normal y los porteros «no llevaban chalecos antibalas», ironiza.

En el Palas Atenea le quedó claro que lo de estudiar no era lo suyo: «a mis amigos les interesaba la informática, pero yo necesitaba actividades más creativas, algo de lo que luego me arrepentí, porque cuando vino la crisis de 2008 me encontré sin estudios y tuve que buscarme la vida como pude». Nunca sabremos si el mundo se perdió a otro Bill Gates, pero desde luego ganó un gran humorista.

Actor, humorista, guionista

Quería ser actor de doblaje, pero por el medio se le cruzó Radio Enlace, la mítica emisora de Hortaleza que todavía sobrevive. Ahí comenzó a hacer programas de humor y luego un curso de monólogos que impartía el cómico Luismi García, que hoy es uno de sus grandes amigos. La idea era aprender a escribir comedia, no subirse a un escenario. Pero, sin darse cuenta, pasó de interpretar monólogos en locales «variopintos», al plató de «Al Ataque» con Paz Padilla en Tele 5. Después llegaron los espectáculos en «La chocita del Loro», «El Club de la Comedia», «Comedy Central» o sus innumerables trabajos de guionista en programas como «Me Resbala» de Antena 3 con Arturo Valls y Wifileaks, presentado por Ángel Martín y Patricia Conde en #0 Movistar Plus. Precisamente ahora estaba trabajando en el guión de un nuevo programa para TVE, un concurso que se ha interrumpido por la crisis del coronavirus.

Se queda en casa

Como todos, estos días no se mueve de casa, aunque reconoce que en su vida diaria no difiere mucho de la de ahora porque hace mucho teletrabajo. «Ahora me entretengo mucho con mi hija y luego están Netflix, HBO o la Play que también hacen esta situación más llevadera».

A sus vecinos de toda la vida les pide que aguanten y que no duden de que esta situación se va a superar. En cuanto el coronavirus sea historia, volverá a darse una vuelta por Torrejón para disfrutar de su familia y sus amigos, que es lo que más le gusta de la ciudad que le vio nacer. Mientras, seguirá «Mejorando a Peor» en su casa de Paracuellos.

 

 

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO