la Luna del Henares: 24 horas de información

El Ayuntamiento de Coslada ayudará a construir una biblioteca en la Daira de Mijek con la que la ciudad está hermanada

El Ayuntamiento de Coslada ayudará a construir una biblioteca en la Daira de Mijek con la que la ciudad está hermanada

 

El objetivo del hermanamiento, que tuvo lugar en 1993, era hacerles llegar ayuda humanitaria así como apoyar la causa saharaui y denunciar las violaciones marroquíes de los derechos humanos

Desde que en 1975 España abandonó su provincia del Sahara Occidental y ésta fue ocupada ilegalmente por Marruecos, más de 200.000 personas refugiadas viven en cinco campamentos situados en el desierto del sur de Argelia. En uno de ellos, el campamento de Refugiados Saharauis de Auserd, se encuentra la daira de Mijek, en la que viven unas 15.000 personas en jaimas (tiendas de campaña) y casas de adobe, esperando que, algún día, puedan volver a su tierra, en el Sahara Occidental.

Muchos de los mayores del campamento guardan aún sus carnés de identidad de cuando fueron españoles. La subsistencia en el campamento de refugiados depende de ACNUR, de las aportaciones de países donantes y de la solidaridad de municipios como Coslada, que se hermanó con Myjek el 14 de julio de 1993 con el doble objetivo de hacerles llegar ayuda humanitaria así como apoyar la causa saharaui y denunciar las violaciones marroquíes de los derechos humanos.

Desde entonces, Coslada ha enviado numerosa ayuda humanitaria (comida, mantas, cocinas) y ha colaborado en proyectos de cooperación que garanticen la salud de las personas refugiadas y, sobre todo, la educación de los niños y niñas que viven en las duras condiciones de la Hamada saharaui (la zona pedregosa del desierto). Desde la recepción en verano a niños, dentro del programa “Vacaciones en paz”, a proyectos de construcción y rehabilitación de escuelas y envío de material escolar.

Fomento de la lectura

En 2008, una asociación de escritores españoles bajo el título «bubisher» (un pequeño pájaro del desierto, cuya llegada anuncia las buenas noticias y que tiene una larga tradición oral en el acervo del pueblo saharaui), puso en marcha una red de bibliotecas y bibliobuses en un proyecto dirigido a la población infantil y juvenil de los campamentos de refugiados saharauis, que les permite disponer de lectura, animación cultural, conexión a Internet y espacios de encuentro y socialización.

Tras construir bibliotecas en casi todos los campos, apoyadas por bibliobuses que recorren las escuelas, ha llegado el turno al campamento de Auserd. Y, precisamente, su biblioteca se ha levantado sobre terrenos de Miyek, la daira hermanada con Coslada. Por eso, desde el inicio del proyecto, el Ayuntamiento ha apoyado mediante subvenciones anuales estos “aires nuevos” para el Bubi de Miyek.

Más de 30.000 euros donados en los últimos 5 años

En total, en los últimos 5 años, Coslada ha aportado a esta asociación 31.248 euros, tanto para la construcción de la biblioteca, como para compra de bibliobuses como para acciones formativas y pago del personal contratado en las bibliotecas.

Para Agustín González, concejal de Cooperación Internacional “colaborar con proyectos de estas características es una responsabilidad que tenemos como españoles, que no supimos o pudimos defender a nuestros conciudadanos saharauis de aquella época. Pero, además, los proyectos de bibliotecas son una herramienta para garantizar un futuro mejor a las generaciones que han nacido y crecido en campos de refugiados sin otro futuro que esperar a que la comunidad internacional cumpla con los acuerdos y resoluciones de Naciones Unidas”.

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia:

LO MÁS VISTO