la Luna del Henares: 24 horas de información

Hábitos perjudiciales para nuestra salud / Por María José García Delgado

Hábitos perjudiciales para nuestra salud / Por María José García Delgado

La Salud es una de nuestras prioridades, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Debemos ser conscientes que nuestras decisiones diarias pueden perjudicar nuestro bienestar, ya que hay hábitos que no nos ayudan en absoluto a encontrarnos bien.

Los hábitos más comunes que nos encontramos y que debemos cambiar si los hemos incorporado a nuestras rutinas son los siguientes:

1. Alimentación “de paquete”
Primer hábito: alimentos procesados en exceso. Estos alimentos son aquellos modificados, que salieron de su estado original y pasaron por un proceso, o sea aquellos alimentos que vienen en paquetes.
Este tipo de “comida” tiene grandes cantidades de azúcar, conservantes, colorantes, aromatizantes y otros químicos adheridos que perjudican a nuestra salud.
Elegir este tipo de alimentación contribuye al surgimiento de enfermedades como diabetes e hipertensión.

2. Uso de estimulantes
El segundo hábito que deja nuestra salud en riesgo es el consumo de café, bebidas con gas, bebidas energéticas y estimulantes.
La cafeína, componente común en estos productos, perjudica el organismo, causa dependencia y agrava enfermedades como ansiedad y depresión.
Además, la cafeína es responsable de llevar a nuestro cuerpo al límite, disfrazando señales naturales como el hambre y el cansancio.
Este efecto es extremadamente perjudicial para la salud y a largo plazo, puede causar varias enfermedades.

3. Consumo de alcohol
El hábito de consumir bebidas alcohólicas en exceso arruina nuestra salud.
El alcohol es una de las pocas sustancias que no se transforman en la digestión. Pasa directamente del estómago a la corriente sanguínea y así se desplaza rápidamente a todas las partes del cuerpo.
Los principales efectos se producen en el cerebro, luego el hígado y páncreas. Lamentablemente, al inicio, la persona no percibe ninguna anormalidad, y cuando se da cuenta, ya es tarde para corregir el daño causado en sus órganos.

4. No beber agua
Más del 50% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. El agua controla la temperatura corporal, elimina toxinas del cuerpo, controla la presión arterial e hidrata los ojos, siendo estos algunos de los beneficios que nos aporta.
Cuando no bebemos agua, dejamos de abastecer al cuerpo del elemento básico para su funcionamiento.  Inclusive, sustituir el agua con algún otro tipo de líquido artificial puede tener repercusiones peligrosas en nuestra salud.
Puedes tener la seguridad que beber la cantidad apropiada de agua nos aportará múltiples beneficios.

5. Sal en exceso
El uso exagerado de sal también es uno de los grandes males de nuestra sociedad. Es debido a ello que, la hipertensión afecta a una gran parte de la población.
Los alimentos procesados son parte del problema del consumo en exceso de sodio, el cual contribuye para el desarrollo de diferentes enfermedades.

6. Azúcar en grandes cantidades
Otro serio problema para la salud es el consumo excesivo de azúcar. Los estudios muestran que, la media del consumo de azúcar refinado es de 60 kg por persona en el año.
Los resultados derivados de este consumo son niveles vertiginosos de caries, obesidad, diabetes y muchas otras enfermedades.
Es por ello que, disminuir o dejar de comer dulces y golosinas es un gran paso en el camino para una buena salud.

7. Uso exagerado de fármacos
Como consecuencia de estos hábitos nocivos, aparecen dolores, enfermedades y sufrimiento.
Y aquí aparece otro problema: en vez de abandonar lo que te está haciendo mal, comienzas a usar medicamentos de forma indiscriminada.
En lugar de encontrar las causas de las enfermedades y abandonar los malos hábitos, muchos se llenan de medicamentos que solo camuflan problemas mayores.

8. Irregularidad en el estilo de vida
Nuestro organismo posee un reloj biológico. Cuanto más regulares son nuestros hábitos, mejor será el funcionamiento de cada órgano y consecuentemente, más saludables seremos.
Cuanto más irregular es nuestro estilo de vida, más cansados, agotados, estresados y enfermos estaremos.
Aquellas personas que no tiene horarios para comer, dormir o relajarse, están debilitando su salud. Por eso, tener una rutina y respetar los límites del cuerpo es muy importante para mantenerse saludable.

Después de conocer esta información, debemos reflexionar y preguntarnos cuáles de estos hábitos tan perjudiciales forman parte de nuestro día a día. Sólo nos queda eliminarlos de nuestra vida y así poder mejorar nuestra salud.

Mª José García Delgado es enfermera en Vitalia Alcalá de Henares.

 

Síguenos en Facebook y no te pierdas ninguna noticia: