la Luna del Henares: 24 horas de información

La apasionante historia del sepulcro del arzobispo Carrillo de Alcalá, que vuelve a la actualidad por su aniversario

La apasionante historia del sepulcro del arzobispo Carrillo de Alcalá, que vuelve a la actualidad por su aniversario

La Interpol y la Guardia Civil tuvieron que intervenir para recuperar piezas del sepulcro que ahora se encuentra en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares

La noticia la contamos el 1 de marzo de 2018 en La Luna del Henares (Alcalá): la increíble historia tras la restauración del arzobispo Carrillo en Alcalá

Ahora vuelve a la actualidad. Y es que, el 1 de julio de 2024 se cumplieron 542 años del fallecimiento en Alcalá de Henares del arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña. Su sepulcro, creado por el escultor Sebastián de Toledo o de Almonacid, se encuentra en el museo de la Catedral-Magistral de Alcalá. «Tiene estilo transición del Gótico al Renacimiento, tiene elementos borgoñones como son los elementos de los torreones, los angulares o la letra capital gótica. Y elementos del Renacimiento como la personificación del propio yacente», explica Trinidad Yunquera, historiadora de la diócesis de Alcalá.

En 2014, el obispado recibió un correo electrónico de la galería Sam Fogg, de Londres, en el que afirmaban que tenían una pieza el relieve de la Templanza que, según sus estudios, pertenecería al sepulcro del arzobispo Carrillo.

«Inmediatamente pusimos en marcha toda la maquinaria para poder reclamar esa pieza que, entendíamos, había salido ilegítimamente de España. Pusimos una denuncia ante la Guardia Civil y en las investigaciones aparece un segundo relieve también desaparecido, el relieve de la Prudencia, en un museo en Corella (Navarra) perteneciente a la Fundación Arrese. Después de varias gestiones aceptan entregarlo a la diócesis de Alcalá para su reintegración en el sepulcro ha cambio una réplica exacta de esa pieza para el museo», explica Juan Miguel Prim, delegado de cultura de la diócesis de Alcalá.

Pero la búsqueda de las piezas del sepulcro de Carrillo no quedó solamente en el hallazgo de los relieves de la Templanza y la Prudencia. Tiempo después, en 2020, un ciudadano contacta diciendo que le parece haber identificado un torreón del sepulcro en una finca situada en la Comunidad de Madrid, que pertenece a lo que entonces era la Fundación Caja Madrid. «Identificamos la pieza, la cual fue donada para que pueda ser reintegrada en el sepulcro», indica Prim.

Hoy el sepulcro se puede visitar en el Museo de la Catedral.